¿Cómo evitar los dolores de espalda provocados por las mochilas en niños o adolescentes?

¿Cómo evitar los dolores de espalda provocados por las mochilas en niños o adolescentes?

dolores-de-espalda-en-nin-os-y-adolescentes-mochilas-cargadas-farmacia-alaminos-arellano-salobren-a

Ahora sí que sí, se acabaron las vacaciones para todos. 🚸Hoy es día de vuelta al cole y aparecen un montón de temas interesantes que, poco a poco, iremos tratando para despejar todas las posibles dudas que os puedan surgir y, por supuesto, ayudaros en todo lo que esté en nuestras manos. Hoy hablaremos sobre las pesadas mochilas 🎒 y cómo afectan a la salud de los menores pero, antes de seguir, si pasas por nuestros stories, podrás proponer todos los temas que te interese que toquemos en este ‘Especial Vuelta al Cole’.

Las mochilas escolares están diseñadas para distribuir el peso de la carga entre los músculos más fuertes del cuerpo. Sin embargo, si pesan demasiado o se llevan de manera incorrecta, los músculos y articulaciones de tu hijo se resentirán. Ten en cuenta que las malas prácticas continuadas pueden acarrear contracturas y fuertes dolores de espalda, cuello y hombros, así como problemas posturales.

Un estudio realizado en población española de 11 y 14 años revela que el peso medio de sus mochilas es de 6.5 kg, lo que supone un 13,5 por ciento de su peso corporal.

Se ha investigado una cifra segura para el peso de las mochilas, y pese a no haber unanimidad se propone que éste sea entre un 10 por ciento del peso corporal del niño (es decir, si pesa 40 kg puede llevar una mochila de 4 kg), y un 20 por ciento (8 kg en el ejemplo anterior). Por ejemplo en Austria y Alemania ya existe una normativa oficial que ha limitado el peso de las mochilas.

Los niños y adolescentes se quejan sobre todo de esfuerzo físico excesivo, cansancio y dolor de espalda (también de cuello y los hombros).

Estas molestias pueden dar lugar a ausencias escolares, pérdida de actividades deportivas, toma de medicamentos analgésicos y necesidad de consultas médicas.

Sin embargo, no se ha podido demostrar que el peso de la mochila sea el único responsable del dolor de espalda. También influyen otros factores, como son las condiciones físicas del niño y sus características psicosomáticas. En general, los niños que hacen ejercicio físico regular tienen menos dolor de espalda que los más sedentarios.

Para prevenir cualquier problema lumbar al llevar la mochila, comparte con tu hijo estos consejos:

  • Recuérdale la importancia de llevar en la mochila sólo lo necesario para cada día.
  • Apostad po el material escolar menos pesado, por ejemplo, cuadernos de tapa blanda.
  • Motívalo para que realice ejercicio físico con el objetivo de mantener un buen tono muscular que fortalezca los músculos de la espalda y lo mantenga en buena forma física y psíquica.
  • Hay que usar siempre las dos asas. Llevar la mochila sobre un solo hombro puede tensar sus músculos en exceso y dañar su columna vertebral en desarrollo.
  • Las asas deben estrecharse lo máximo posible. La mochila debe apoyarse en la zona lumbar, y debe quedar a unos 5cm. por encima de la cintura.
  • No hay que llevar demasiada carga. La mochila debe pesar menos del 10% del peso del niño y nunca sobrepasar el 15%.
  • Se debe usar el compartimiento más adecuado para cada objeto. Lo más grande y pesado tiene que ir en el compartimiento trasero cerca de la espalda.
  • Hay que tener cuidado al agacharse con la mochila en la espalda. La mejor manera es flexionando las dos rodillas.
  • El uso de mochilas con ruedas es polémico; muchos especialistas opinan que las muñecas de los niños no deben soportar los tirones al subir o bajar escaleras. Aún así, si elige una mochila de ruedas, usa los mismos criterios en cuanto a su contenido y recomiéndale el uso alterno de ambos brazos para arrastrarla.

 

Somos Farmacia Alaminos Arellano, tu farmacia de confianza en Salobreña, junto al Mercado Municipal.

 

Fuentes: FAROS, El portal de salud para las familias, Cuídate Plus y Madrid Salud.

No Comments

Post a Comment