Dermocosmética en Salobreña

La dermocosmética es una nueva industria, basada en la investigación científica, que deja atrás a la cosmética de la era de las fórmulas secretas, promesas y falsas esperanzas. Así, esta evolución se ha traducido en mejores principios activos y tratamientos que ahora se conocen como cosmecéuticos o dermocosmecéuticos.

Por su función integral en la piel y su ardua investigación médica, los dermocosméticos son productos de vanguardia tecnológica; pueden ser aplicados en cremas, lociones, maquillajes, protectores solares y también como tratamientos para el cabello. Destaca el uso de productos de fotoprotección y los antiaging. Por otra parte la tendencia de la sociedad es la de cuidarse al máximo por lo cual se opta por la utilización de productos naturales, dejando de lado los elementos químicos y sintéticos. De hecho hay muchas plantas que funcionan muy bien para pieles cansadas o fatigadas, de lo cual deja constancia la fitocosmética, que mediante plantas y flores representa una alternativa cosmética.

No siempre hay que llegar al extremo de la cirugía. Ahora, gracias a la dermocosmética, es posible frenar el paso de los años sin necesidad de pasar por quirófano. La dermocosmética es una muy buena alternativa a la cirugía estética a la hora de preservar y mantener el estado de nuestra piel. Antes de someterte a cualquier tratamiento, consúltanos. Muchos pacientes han pasado por quirófano para solucionar problemas que con dermocosmética se habrían solventado más facilmente.

Una de las prioridades de los usuarios de cosméticos es mantener las marcas del envejecimiento alejadas de su piel. Esta tendencia ha influido en la investigación de nuevos activos como la miricetina y las nanofibras de quitina obtenidas de los caparazones de cangrejos y camarones; éstas dos sustancias son usadas en cosméticos porque neutralizan radicales libres.

Los oligopéptidos, como el acetil hexapéptido-3 y los glucosaminoglucanos, y la niacinamida también destacan en sus efectos antiarrugas, amén de que los primeros se asocian con la hidratación cutánea y la segunda con la despigmentación.

Otros activos en la tendencia de la investigación cosmética son el alcaloide glaucina que forma parte de cremas contra la celultis, la piel de naranja y los depósitos de grasa, el ácido poliláctico, polímero que se usa para suplantar el efecto de la pérdida de colágeno y el ácido fólico que contribuye en la recuperación de piel dañada por la luz solar.

En definitiva la investigación cosmética para el desarrollo de nuevos principios activos, en especial de los provenientes de fuentes naturales ha sido fructífera en los últimos años, mismo caso que la efectuada en nuevas técnicas para la aplicación y el transporte cutáneo, especialmente las basadas en técnicas nanotecnológicas.

Información extraída de dossier

No Comments

Post a Comment