Si vas a tomar el sol, esto te interesa

Si vas a tomar el sol, esto te interesa

Hay pocas cosas más relajantes y placenteras que tomar el sol y lucir un perfecto bronceado pero, cuidado porque, no hacerlo bien puede pasarte factura. Arrugas, manchas solares, quemaduras, melanomas… Estos son solo algunos de los efectos negativos que tienen los rayos ultravioletas en la piel y que producen un envejecimiento prematuro de la misma. En el post de hoy te damos 11 tips para lucir moreno este verano sin poner en riesgo tu salud

  1. Para evitar cualquier problema cutáneo, antes de exponerse al sol es importante limpiar la piel y eliminar todas las impurezas mediante un ‘peeling’ exfoliación facial y corporal. Con la piel limpia, los productos actúan de forma más profunda y la piel responde mejor ante el sol y las agresiones externas.
  2. Pide consejo personalizado, en tu farmacia de confianza, para elegir el protector solar más adecuado para tu tipo de piel. Son varios los factores a tener en cuenta a la hora de decantarse por uno u otro: pigmentación de la piel, color de ojos y cabello, edad, si sueles broncearte con rapidez y facilidad, si eres propenso a quemarte, etc.
  3. El mismo protector solar no vale para toda la familia. Cada uno tiene un fototipo diferente y un tipo de piel distinto. En todo caso, puedes usar el protector solar de tus niños pero ellos no pueden usar el tuyo, ya que tienen una piel más permeable y pueden sufrir alergias a los filtros sobre todo a los químicos de tu protector solar.
  4. Prohibido llevar a la playa y aplicar protector solar a menores de 6 meses. Para niños de 6 meses a 3 años, recomendamos protectores solares de filtros minerales y para los mayores de 3 años aconsejamos los pediátricos 50+ resistentes al agua. Nuestra marca favorita, para niños es Ladival.
  5. Los protectores solares abiertos del año pasado no sirven. Una vez abiertos los filtros solares pierden eficacia por la exposición al sol, al calor del coche, restos de arena de la playa…lo puedes comprobar al notar cambio de olor, color y textura. Si no lo abriste el año pasado sí lo puedes usar, ya que sin abrir la duración es de 30 meses.
  6. Si no has tomado el sol durante el invierno, debes hacer una exposición progresiva. Los primeros días, no pases más de 15 minutos al sol, sobre todo, si lo haces entre las doce la mañana y las cuatro de la tarde. Usa gafas de sol homologadas, sombrero de ala ancha que te tape hasta la barbilla, barra labial con protección solar y no olvides beber agua o, si persigues un bronceado atractivo, sano y duradero, apuesta por licuados de frutas y verduras que contengan betacarotenos, como la zanahoria, el tomate, las cerezas, el albaricoque o el melocotón.
  7. Uno de los errores más habituales radica en aplicar una cantidad insuficiente de protector solar por lo que lo más aconsejable es usar un índice de protección más elevado. Los profesionales sanitarios recomendamos aplicar una dosis de 2 centímetros cuadrados (corresponde al tamaño de una avellana) en cada parte del cuerpo que vayamos a exponer al sol (rostro, cuello, escote, vientre, espalda, cada una de las piernas, etc). En total, serían unas 6 cucharillas de café para el cuerpo de un adulto, talla normal, teniendo en cuenta que la capa debe ser densa, homogénea y uniforme.
  8. Aplica la protección solar 30 minutos antes de la exposición al sol. La piel debe estar limpia y seca. No uses ningún cosmético debajo del protector solar para ir a la playa o piscina, evita desodorandes y perfumes con alcohol, sobre todo para prevenir quemaduras y manchas.
  9. Reaplica el protector solar cada 2 horas y después de cada baño. La estructura química de los filtros solares se va degradando por efecto de la radiación y otros agentes externos. Los productos resistente al agua (water resistant) permiten 2 baños de 20 minutos o 1 de 40 minutos quedando al menos un 70% del efecto protector. Y los protectores waterproof son aptos para 4 baños de 20 minutos.
  10. Al volver a casa, date una buena ducha e hidrataté con un cosmético adaptado a tu tipo de piel. No olvides aplicar una mascarilla hidratante semanal. En Farmacia Alaminos Arellano Salobreña recomendamos Caudalie mascarilla-crema hidratante.
  11. Vigila las manchas y si alguna cambia de forma, color, le notas el borde más irregular o un tamaño que supere los 6 milímetros, acude a tu dermatólogo para prevenir el melanoma.
No Comments

Post a Comment